miércoles, septiembre 26, 2018
> Plan de vuelo > INDRA trabaja en el desarroyo de nuevos simuladores de A400M

INDRA trabaja en el desarroyo de nuevos simuladores de A400M

Indra se ha adjudicado contratos para desarrollar dos nuevos simuladores del avión de transporte militar A400M en los que se entrenarán lo pilotos de la Fuerza Aérea Alemana en la base de  Wunstorf y la Fuerza Aérea Francesa en la de Orléans-Bricy.

Los simuladores doblarán la capacidad de entrenamiento en ambos centros, que ya cuentan con un sistema en operación cada uno de ellos. Ambos fueron desarrollados también por Indra, Thales y Airbus, dentro del Programa de Simulación de Vuelo que se puso en marcha en 2010.

El simulador del A400M es una herramienta de entrenamiento de última generación, capaz de recrear con el máximo realismo las misiones en las que interviene esta enorme aeronave de 80 toneladas. Se trata de un avión de 45,1 metros de longitud, 42,1 de envergadura y 17,4 de altura capaz de transportar en su bodega carros de combate, helicópteros, toneladas de material y hasta 120 soldados.

Con un alcance de 8.700 kilómetros y una velocidad de crucero de 900 km/h, el A400M aporta a los ejércitos más modernos del mundo una capacidad de reacción rápida y proyección de fuerza sin precedentes. El papel estratégico que juega exige que los pilotos reciban una preparación de un nivel excepcional, algo que solo pueden ofrecer simuladores de última generación como estos.

Indra desarrolla los escenarios y entornos tácticos que recrean las misiones en las que participa el A400M: aterrizajes y despegues en pistas improvisadas, evacuación de heridos, lanzamiento de material en vuelos a baja altura, evasión frente a aeronaves enemigas, etc.

El simulador se monta sobre una réplica exacta de la cabina del A400M, que se eleva sobre los brazos de un sistema eléctrico para dotarlo de movimiento. A bordo, el piloto encuentra el mismo instrumental de vuelo que empleará en la aeronave real. Los entornos tácticos modelados por los ingenieros de Indra le sitúan ante el reto de superar complejos ejercicios que incluyen el lanzamiento de material a baja altura, la realización de  aterrizajes y despegues en pistas improvisadas, el reabastecimiento de combustible en vuelo o la necesidad de realizar maniobras de evasión y emplear contramedidas para burlar ataques, entre otras situaciones.

Las aeronaves, buques y vehículos virtuales con los que interactúa también han sido modelados por Indra y están dotados de comportamiento autónomo fiel al real.

Dentro del proyecto, Indra también desarrolla los escenarios en los que se llevan a cabo las operaciones: reproduce con todo detalle aeropuertos reales, bases militares y la orografía propia de distintas regiones. El piloto puede entrenarse así para aterrizar en una pista nevada en Letonia, preparándose para prestar servicio en la misión Presencia Avanzada Reforzada (eFP, por sus siglas en inglés) de la OTAN, o en una pista de tierra en el Sahel, para dar apoyo en la lucha contra grupos terroristas. También desarrolla escenarios especialmente adaptados para que el piloto pueda entrenarse utilizando sus gafas de visión nocturna.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies