> Especial > La industria de defensa, aeronáutica y espacio facturó 11.180 millones de euros en 2017

La industria de defensa, aeronáutica y espacio facturó 11.180 millones de euros en 2017

La facturación de las empresas de  defensa, aeronáutica y espacio de TEDAE alcanzó en 2017 la cifra de 11.180 millones de euros, que supone un incremento del 4,5 % respecto al anterior ejercicio. En la misma tendencia el empleo creció en un 1 % (56.404 profesionales) y la exportación también – 9.289 millones de euros frente a los 8.881 de 2016-, manteniéndose en el 83% de lo facturado.

La industria integrada en la Asociación contribuyó con un 0,9 % al Producto Interior Bruto, con el 5,9% al PIB industrial e incrementó en 2017 el esfuerzo inversor en I+D+i hasta el 11%. De hecho, el 7,4% del gasto en innovación que se hace en España lo hacen los sectores de TEDAE. 

Datos que según dijo el presidente de TEDAE, Jaime Rábago, durante la presentación de los resultados económicos 2017 de la industria aeronáutica, de defensa y espacio, confirman nuevamente que es un contribuyente importante a la economía nacional en términos de facturación, empleo cualificado, generación de tecnología avanzada y transferencia a otros sectores. “ Otro dato a subrayar –dijo- de  las empresas de TEDAE es que han crecido 8,4 veces más que el resto de la economía española en estos diez últimos años, demostrando su resistencia a los ciclos económicos adversos”. 

De Rábago afirmó que las empresas de TEDAE son auténticas “Industrias de Estado”, estratégicas para la economía y para el progreso de España. “Tenemos claro que nuestros retos- dijo- son la especialización, la I+D+i, la competitividad, la eficiencia de las cadenas de suministro y ganar posiciones en el mercado europeo e internacional. Y los vamos a acometer con el mayor compromiso y entusiasmo. Pero por el alto contenido tecnológico de nuestros productos y servicios, porque  los periodos de desarrollo de tecnologías y de amortización se prolongan mucho en el tiempo, por la feroz competitividad de los mercados internacionales, necesitamos el apoyo de nuestros gobiernos. Un apoyo que se traduzca  en estrategias industriales de Estado y  en políticas de apoyo a la innovación que trasciendan legislaturas y proporcionen la estabilidad que necesitan estas industrias para desarrollar tecnologías competitivas”. 

Jaime de Rábago, tras brindar al nuevo Gobierno la total colaboración de la asociación que preside, “con el que nos comprometemos a trabajar para el desarrollo futuro de nuestros sectores y por el progreso de España”, puso de manifiesto que los sectores de TEDAE confían en que los nuevos representantes ministeriales tengan en cuenta el valor aportamos a la economía y a nuestros  ciudadanos, que se siga avanzando en las estrategias industriales y de I+D+i y que las inversiones anunciadas para modernizar la capacidad operativa de la Fuerzas Armadas y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado se desarrollen.

Defensa

Al cierre de 2017 la facturación de las empresas de defensa se situó en los 5.379 millones de euros, creciendo el 7,1 % respecto a la de 2016, al tiempo que el empleo lo hizo en un 2,3 %, superando los 22.800 profesionales contratados. 

Javier Pradere, vicepresidente de defensa de TEDAE, explicó que el 68% de la cifra de negocio es aeronáutica, el  9,2 % corresponde a electrónica y Tecnologías de la Información, el 7,7% es naval, el 6,5% terrestre, el 1,8% espacio y el resto auxiliar, misiles y armamento. Y destacó el esfuerzo del 9,9% en I+D+i realizado por la industria de defensa, frente al en el alto nivel de liderazgo tecnológico adquirido. “Liderazgo que –puntualizó- es vulnerable a la falta de impulso ya que los sistemas de defensa requieren actualización continua”. 

Javier Pradere señaló que entre las prioridades de futuro para las empresas españolas de defensa y seguridad son formar parte de la base industrial europea que contempla el Plan Europeo de Defensa, la PESCO, participar en igualdad de condiciones en el futuro mercado europeo de defensa, así como también el nuevo ciclo inversor para modernizar las capacidades de defensa y seguridad después de 10 años sin nuevos programas. Y recalcó también que ahora más que nunca es vital para la industria el apoyo claro y decidido de los gobiernos: “de ellos dependen los planes de adquisición y mantenimiento de material de defensa y seguridad, la definición de los instrumentos de financiación, los planes de apoyo a la I+D y las estrategias industriales”.

Aeronáutica

La industria aeronáutica ha duplicado su facturación desde 2007 (3.900 à 8.947 millones de euros) y es 3,4 veces más productiva que la media española. En 2017 creció un 4, 6%, facturando 8.947 millones de euros de los que el 52% proviene de la aeronáutica de la aeronáutica civil  y el 48 % de la militar. En general, ha crecido en todas sus magnitudes, también el empleo en un 1,7%, manteniendo la tendencia de crecimiento continuado de los últimos años, que son consecuencia –según Alfredo Martínez-Menéndez, vicepresidente de aeronáutica de TEDAE, “de las inversiones realizadas en los últimos años”.

Alfredo Martínez- Menéndez puso el acento en que para competir en igualdad de condiciones con las empresas de nuestro entorno es necesario contar con instrumentos institucionales de impulso a la industria aeronáutica similares a los que articulan países como Francia, Alemania o Gran Bretaña; “países con los que competimos ya que somos uno de los pocos países capaces de construir un avión de principio a fin; desde el diseño a la fabricación”.

Espacio

El sector espacial español creció el pasado ejercicio un 2%, situando su facturación en 851 millones de euros, lo que significa un ligero ascenso respecto a 2016. El 43% del volumen de negocio correspondió al segmento de vuelo, el 33% a operadores, el 18% al segmento terreno y un 6% a lanzadores. 

Jorge Potti, vicepresidente de espacio de TEDAE, recordó que nuestra industria ocupa el 5ª lugar en Europa y que las 19 empresas de espacio de TEDAE son artífices de sistemas y equipos embarcados en buena parte de los ingenios espaciales actualmente en órbita. 

“El sector industrial español –añadió Potti- cuenta con gran potencial de crecimiento a medio y largo plazo. El mercado Upstream – equipos de vuelo, instalaciones terrenas- y el de las aplicaciones de la tecnología espacial, el Downstream, así como el denominado New Space, que facilitará y abaratará el acceso al espacio, serán un gran aliciente para el sector”. 

2017 marcó el inicio de la presidencia española del consejo de la ESA (Agencia Europea del Espacio), que culminará con la celebración de la siguiente conferencia ministerial de la agencia en nuestro país; cita en la que las empresas españolas de espacio confían en que España participe en el conjunto de  programas en un porcentaje correspondiente a su PIB.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies